sábado, julio 26, 2008

Almagro locura

Díaz Vélez y Pringles

Pringles al 300

Díaz Vélez y Yatay


12 comentarios:

S. C. P. dijo...

Cuando las paredes nos interpelan, Loli, no hay más remedio que hacer el esfuerzo necesario para decir (escribir) a todo pulmón: ¡SÍ, CARAJOS!

Claro, mi querida, que a veces no se puede. Pero como dicen en donde yo paso ocho horas diarias: "no hay peor gestión que la que no se hace". Algo de razón tienen.

besos!!!!

silvia

Loli dijo...

hola Silvia!

Jaja creo que la próxima que pase por el cartel le contesto. Respecto a lo de las gestiones que no se hacen coincido. A veces cuesta eso de "res non verba" sobre todo cuando está como fascinado con ciertas palabras.

Te agradezco la visita y te mando más besos, más gigantes,

Loli

Loli dijo...

me comí un "uno"

uno está fascinado

Marxe dijo...

A mí me encantó que el "¿sos feliz?" quedara debajo de un cartel de un psicólogo. Un hallazgo.
Besos.

Loli dijo...

Jaja si es verdad, creo que sólo me di cuenta de eso cuando me paré frente a la puerta para sacar la foto, pues lo primero que me había llamado la atención había sido la pregunta. Hasta ese momento jamás me había dado cuenta de que había un centro de psiquiatría allí.
besotes
loli

niki dijo...

Sí, es una foto estupenda, y las otras también, me encantó verlas. Besos,

niki

Loli dijo...

hola niki!

Me alegro que te gusten. Las del aerosol las saqué yo y la del boxing club mi hermano Agustin cuando estuvo de visita hace unas semanas, me gustó tanto que se la pedí y agregué dos mas,

Besos

Veroka dijo...

¡Qué bueno, ademas de oír las pareden hablan!
Buenas fotos!
Besos

Loli dijo...

:D gracias Vero!

Clio dijo...

Hola.

¡Qué pregunta osada esa de... ¿sos feliz? Juro que me impactó, creo que también influyó en ese impacto el color.

Hermosas fotos, Loli.

Un beso enorme.

Loli dijo...

jaja si, la pregunta impacta, se ve que uno va por la vida intentando ser lo más feliz posible y cuando alguien de afuera lo interroga, sorprende,
besos y gracias!

luiso dijo...

Las pintadas la verdad es que siempre tienen su gracia. Yo a veces me quedo en la puerta de los servicios leyendo... La mayoría son bastante mmmm ordinarias, pero tienen gracia, son una locura. Últimamente estoy haciendome camisetas con poemas. Me he hecho una en una tienda de serigrafía y me han puesto un poema de Emily Dickinson y hija! un exitazo. La gente me pregunta que quién es, que si vive jajajaj. La última que me he hecho es una del lobo estepario con la portada del libro en el averso de la camiseta y en el reverso aquello de "Esta noche a partir de las 4 Teatro Mágico...etc. Un punto.