domingo, marzo 25, 2018

Expectativas

(...) "Este tipo de detalles pueden ser engorrosos, es cierto, pero es que así son muchas parejas que conocemos o de las que formamos parte: engorrosas. No surgen de un chico y una chica que un día se conocen y se enamoran y se comprometen, y después se casan, y en la fiesta de casamiento saltan sobre sus amigos y amigas y todos tocan cornetas. Ahí termina el aviso de un banco que te ofrece un crédito. Pero estos chicos después se separan, y cada uno emprende un derrotero sentimental que va cosiendo a los agujazos, y mezclándose. Vivimos tiempos de demasiada expectativa en relación con lo que significa una pareja. Demasiada expectativa en relación con lo que significa cualquier cosa. ¿Qué otra cosa es el capitalismo? Pretender siempre más. La cosa es que llevamos enroscada al cuello esta larga bufanda de afecto, calentura, ternura, irritación, herida narcisista, morbo, contradicciones, anhelos inconscientes, celos, promiscuidad, en fin, todo lo que cargamos encima cuando pasamos los treinta años, y seguimos tejiendo hacia adelante. "



Veintidós Cuentos Cortos y Ligeros

2 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Es cierto. Este sistema es una cadena interminable de deseos incumplidos, insatisfacciones y sueños que perseguimos como los ratones en esas ruedas giratorias.
Últimamente he pensado mucho en hasta cuándo será suficiente algo/alguien/yo misma. ¿Existe la satisfacción verdadera?

Abrazo grande, querida Loli.

Loli dijo...

Hola, querida....supongo que la satisfacción verdadera existe, la que nace de la paz, y la alegría, esa felicidad efímera que a veces se prolonga, más o menos, pero que alcanza un tiempo....un abrazo grande para vos, gracias por leer y comentar.

loli