miércoles, mayo 31, 2006

Agua fria y heladeras


Cada familia es un mundo y la mía no es una excepción. Tenemos en casa una enorme y algo desmesurada para mi gusto, heladera. Ocupa un espacio respetable dando su toque a la anatomía de la cocina. Uno diría al verla que es una heladera plena, llena de abundantes alimentos congelados, carnes, fiambres, frutas, verduras, quesos y gaseosas. La realidad es bien distinta. Normalmente la heladera está vacía. Habitan en ella arbitrariamente alimentos que cada miembro de la familia va comprando para su consumición. Uno bien puede encontrarse con paquete de pan de salvado, unas salchichas alemanas, un queso blanco en dudoso estado y un caldo perdido por ahí. Uno diría al verla que congela y que preserva los alimentos de cualquier deterioro. Pero no es así. De manera casi humana la heladera cumple con sus funciones mínimas indispensables. Se limita a enfriar tibiamente. Y el congelador es el más renuente a cumplir con su función asignada. El congelador no congela. No hay helado que resista en su interior. Llega congelado del supermercado y las pocas horas es una sopa indigerible. La costumbre más extraña que atañe a la heladera es la de almacenar botellas de agua en el congelador. Esto responde al fanatismo que despierta en mi familia el agua siempre fría. No somos de esas personas que consumen agua mineral. No. El agua así como sale de la canilla se envasa en botellas de coca vacías. Las botellas si, se congelan y una de las tragedias cotidianas de la vida suele concretarse en la falta de agua en condiciones de ser bebida porque todas las botellas que a veces son seis o siete, están siempre perfectamente congeladas. Es lo único que congela ese extraño congelador. Entonces hay que pasarla a la parte inferior y esperar pacientemente que se descongele para poder disfrutar de las delicias de un vaso de agua fría. ¿Qué es lo que me atrae tanto del agua? ¿Será que el agua borra las penas? Gran porcentaje de nuestro cuerpo está compuesto por agua. Será por eso que beberla, y siempre fría se me hace indispensable. Somos agua. Alguna vez leí que una vez muertos todos iremos a parar al mar.

7 comentarios:

Marxe dijo...

Reflexiono esta mañana de mate y soledad respecto a lo siguiente: ¿hay algún aparato eléctrico en tu casa que funcione normalmente?
Me he quedado sin respuestas.

Viva el agua por cierto, pero mineral. La de la canilla tiene mucho gusto a cloro...

nadie dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
conciertoparaviolin dijo...

Fantasma: Es cierto en casa hay muchas cosas que funcionan a media máquina. Ojalá pronto se renueve todo.

Nadie: Es curioso. Estuve en España pero no recuerdo el sabor del agua de allá. Si veo algún día el agua mineral con ese nombre tan raro que mencionás me acordaré de probarla.

cuento chino dijo...

A ver si esto funciona:
para descongelar las botellas de agua, usá el microondas.
Después, para volver a enfriar el agua que seguro se calentó demasiado en el microondas, volvé a ponerla en el congelador. Espera unas horas a que el artefacto cumpla con su sacrosanta funcion (para matizar la espera podés, para variar, entrar al MSN). cuando el agua haya vuelto a congelarse, repetí el ciclo: microondas, congelador, MSN.
A la noche podés bajar y comprar una Coca en el maxiquiosco que está a pocos metros de tu casa.
No me agradezcas nada, lo mio es brindar servicios.

cuento chino dijo...

Y acabo de comprobar que no tengo la menor idea de como borrar, editar, etc. un comentario mío

cuento chino dijo...

Y tambien acabo de comprobar que el reloj que le pone la hora a los comentarios, está sincronizado con el huso horario de culismundi.
Ya sé, ya sé, blogger no es de acá y la hora la ponen ellos.
Un dia de estos voy a escribir una diatriba contra la penetración cultural que te juro que me van a oir.

conciertoparaviolin dijo...

cuento chino!! Que alegría verlo por aquí! Gracias, gracias y monerías varias por y gracias de vuelta por sus útiles consejos. Serán puestos en práctica. O no, no sé, tal vez sí...:P

Yo tampoco sé como es lo de los mensajes realmente. Seguiremos intentando resolver ese y muchos misterios de la blogósfera internética mientras tanto aqui sigo.